La evolución de la Web

La evolución de la Web

Si recordamos nuestra época de infancia podemos distinguir esas agotadoras calles del comercio, recorridas de punta a cabo por nuestros padres para conseguir el mejor buzo de gimnasia, la mercadería del mes y pagar las cuentas en el banco principal. El abanico de posibilidades comerciales para adquirir los productos y servicios en ese entonces estaba concentrado por lo general, en el casco histórico de la ciudad. Pues bien, los tiempos han cambiado de manera abismante  y hoy en día nos atrevemos a dar nuestro primer paso para independizarnos, pequeños y grandes locales comerciales están dispersos por toda la ciudad, somos los proveedores de productos o solo estamos a pasos de conseguirlos. Y así mismo, el avance continuo de la tecnología nos está educando a fortalecer la imagen de nuestra empresa. La publicidad en radio, tv o diarios siguen vigentes, pero las estrategias del marketing digital nos llaman a cambiar el paradigma de las técnicas de comercialización.

En los ’90 se inició el auge de la web estática sin contenido multimedia y sin conocimientos de HTML,  incorporándose años más tarde los tan recordados y molestos gifs animados (por ese afán desmesurado de diferenciación).

Por el ´96 y ´97 el sistema y su estructura comienza a ser más amigable con el usuario y se incorporan las tiendas virtuales y foros, ahora si multimedia y el flash, este último se ha ido extinguiendo ya que no es compatible funcionalmente hablando.

Pasado el apocalíptico “efecto 2000” aparecen las redes sociales, luego los blogs y sus herramientas para creación propia y los famosos servicios online como youtube y google maps (por nombrar algunos) y nuevos lenguajes de comprensión web.

Es importante señalar que hoy en día nos encontramos inmersos en la revolución de la web móvil y obviamente con el tiempo aparecerán nuevos lenguajes aportándole dinamismo a las web, todo tipo de aplicaciones y la tecnología de nunca acabar.